lunes, 27 de enero de 2014

Ophelia doblada

Salir a escena, un escenario deshabitado de ilusiones
un miedo imposible de explicar
ella comenzaría a bailar
deshabitada de ilusiones
con su vestido de hojas de otoño.

Ella comenzaría a bailar
y su espejo mostraría algo de si que no podía resolver.
Se desdoblaba en escéna, ya no era una... eran dos de ambos sexos.
 y su masculino en ruinas
comenzaría la charla inadecuada.
Las manos en la cabeza, el cuerpo vestido cual muñeca desolada,
las manos de dedos extendidos en las orejas
¿qué no querrían escuchar?

Una imagen, la trastienda de una danza
esperabas tu turno de salir,
y era de imprevisto
y era no deseado
no eras vos, ni uno ni lo otro
era una escena vacía.

Sacate de encima los fantásmas de la miseria
retirate los cargos por culpas y heredades
se tu propio juez y confia que no puede haber
semejante destino de perdida y carencia
para un corazón como el tuyo
que lejos de ser mezquino
trata de resplver las cosas de este mundo.

Armate un destino mejor, dejá las acumulaciones viejas
acepta que hay en el mundo para vos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario