viernes, 26 de abril de 2013

Quería escribir un movimiento, una vibración en el aire.
Estamos todos grabados con sueños forjados de algún deseo sucedido,
 pero es la experiencia inmediata, en la cual toda historia vuelve a cobrar sentido-
Que había sucedido con las horas dulces? Dónde estaba el abrigo? Ya no...
Extrañarlo todo, por perdido. Todo desaparecido.
El rostro vuelto, la cara vuelta desmadrada.
Mi madre no me responde hoy.
Crecí, porqué tanta tristeza?
Rota, me gustaría decirte algo que perdure en algún lugar.
Somos prisioneros de nuestros pensamientos.


miércoles, 24 de abril de 2013

tornarse anaranjados los cobrizos días
escasos de hogar
todas estas, las infinitas noches
dedicadas a la fragilidad del amor
la luz perpendicular de este otoño
ya no señala hacia dentro
ahora sucede que en las maduradas tardes
esperas la dulce tranquilidad de un abrazo