martes, 26 de junio de 2012

Los espacios no son sólo aquellos que podemos evidenciar desde nuestro punto de vista, hay espacios que se configuran en el trazado de las miradas que convergen mientras es conformado. Decir de la constitución donde lo significante es hablar de algo entre las partes y decir que ese cruce conformado es relato, que se vuelve existencia transformando al creador en espectador, todo movimiento de las partes, todo es constituciòn de un cuerpo entre los objetos. Agente mas animado, la acción caracteriza, la preocupación es no devorarse, no hablamos de demarcar, de hacer un trazado, hablamos de estructurar una narraciòn, tiempo de la narración, el trabajo nuevamente se vierte hacia las concepciones temporales, a las deformaciones que arremeten, irrumpen, se instalan en los cuerpos y conforman sentido, un sentido que se deshace con la forma pero aun así se sigue detectando en él su material, su mínima significancia. Hablamos de construir un espacio reconocible, para poder develar la narración,  de la construcción de un lugar que puede ser real ( debíamos comenzar por un lugar, unos recortes relatables) sin que por eso se cierre el sentido, más bien tratar de abrirlo.
Un primer espacio, se abre una ventana hacia un paisaje casi nocturno de verde conformado, serena sensación de lo quieto que se mueve íntimamente en constante ondulacion vegetal, una brisa que preludia la noche, es calle y campo, el hogar lindante, con espacios  reversibles, como dar vuelta la piel, volcarse fuera.
La estrategia ha de ser sencilla, irrumpe un cuerpo inmediatamente irrumpe un tren, la calma crepuscular muda en movimiento de un cuerpo-objeto en el espacio, el espacio no es algo dado, el espacio es concebido como posibilidad de construcción desde los distintos elementos que van a ir configurandolo, un cuerpo-objeto capaz de desplazar el espacio, o el sentido del espacio -hoy leíamos algo de Badiou A. acerca de la metáfora, el pensamiento, un cuerpo que es pensamiento, la danza como metáfora, retenidos los sentidos, lo que es materia es caducidad, lo retenido es potencia e imperecedero,  el desplazamiento de los sentidos, decir desplazado- espacio configurado con elementos que son y no son aquello que denotan, recordé "Luz de Agosto" de Faulkner, y pensé en esa forma velada ¿cómo dice la danza? Un cuerpo que es una afirmación allí donde los bordes se tornan borrosos, donde una luz puede dar  sensacíón de burla a los sentidos. EL movimiento, dando forma a los objetos que a su vez conforman un espacio con diferentes direcciones, algo del espacio lineal comenzó a aparecer, inmediatamente los recorridos tienen para el cuerpo direcciones determinadas que haran que el cuerpo recorra los espacios entre abiertos.
 

sábado, 23 de junio de 2012

uruguales

que con esa claridad determinante dice: soy sola,
que vuelves a ver los colores cálidos de la tarde
que con esa persistencia indeclinable dice: estás solo,
que te sumerges en aguas parecidas al cielo de un arroyo patagónico.

sí llegamos a mirarnos te prometo que vuelo tan alto que toco las copas de los cipreses, de los viejos robles- mientras toco con mi esperanza de ave las altas rocas que enaltece la pendiente del cerro-
sí llego a tocarte las palabras, te abrazo de todo alrededor de eso divino que al fin se encuentra.

y  qué de las primeras canciones...
y qué de esas primeras dudas de dobles sentidos que se llevaron las tardes con los ojos entornados hacia una ventana que repite cielos dentro de cielos...
y qué de todos nosotros que habiendo crecido juntos, habiendo descubierto el Rio Areco para los niños (los que eramos paisaje) ... nosotros y luego las horas sucediendo en la lejanía por las culpas culturales.
y qué...sí  en una noche más, de huidas sensacionales, te encontraras distraídamente...y entonces...qué dirías de una noche inaugural.

jueves, 21 de junio de 2012

sospecha

Mientras tanto, las sensaciones
sucediendo inmediatamente
desprendidas de cualquier objeto
sucedidas de cualquier reacción.

No sabe bien que decidir
ni siquiera sobre que decidir
pero algo hay detrás de la mirada
que pretende desde hace siglos.

Pensando en esa hora
escuchando la voz que era de madre
pero era del reclamo
a que se debía la existencia?

Las cosas no tenían valor inherente
- la casa puede caer-
los días van a ir sucediendo, aunque el llanto,
aun tu ruego..

                               dejaste de importar.

Es necesario, dejar de importar
para volver a intentarlo...
pero la existencia?
esa caducidad de todo.

El engaño, pensar la sospecha, realmente no hay real.
Sucede que se agotan algunas fuerzas, se agotan en la contemplación de las versiones mejoradas, nada importa realmente tanto, solo son sensaciones que llevan al ave del cuerpo al rio, direcciones ondulantes, hondonadas del paisaje de tus años, que decaen con la pendiente y asoman a un cielo extraordinario, así el ave de tus días vuela en torno al viento y el viento en torna el vuelo, por culpa de tu cuerpo .

jueves, 14 de junio de 2012

la retirada

Te mirás las sensaciones, hay algo tan certeramente semejante...
camino, hondonada descubierta
detrás de las ruinas marginales de tus expéctativas.

De ladrillo envejecido son las grietas
de sencillez en las formas.
Las ruinas despliegan una historia invisible
evidencian teatralidades.

Ya ves...no hay nada conforme de una vez
todo es mudanza y preludio.

Cordel de púrpura, espacio abierto, la noche detrás
mientras lo infinito de tu mirada
siga subyaciendo en las largas horas de mi tiempo.

miércoles, 13 de junio de 2012

hiper-baton de mi cuarto

Trataba de salir de los conceptos- hacerlos más aun-.
Se produjo el sueño de bienestar -recostado sueño- con rostro, sonrisa y dirección. Se abrió la boca para decir yo,  eso leía, consumiendo las perpetuidades del ocaso, poniente del cual se sabía que pensar. El descanso debía llegar entre el hombro y el pecho, allí donde psiqué despliega sus alas y sus aberraciones.
Nada conduce tu herida, son eso surcos en los que por momentos se ve reflejada con toda potencia la simbología de un sentir cotidiano que es en acto y no, cuyo unico modo es la irreductible vacuidad.
Llorar, decir deseo, llorar por no poder hacer deseo, porque deseo se ausenta, es rostro en un sueño, es tibieza creada por cavilaciones. Entonces el cuerpo - llanamente- por el suelo -llanamente- por el borde de las cosas y los conceptos, por la continuidad de la piel, por recorridos que trazan trayectos que indícan singularidad...mientras sigue deslizandose ese espacio deseado entre el hombro y el esternón, espacio de tibieza uterina, de calidez de las tardes, de cuerpo sosegado-....
La práctica:  asumimos entrar y salir, no con-fundir-se.
No supimos, nadie supo que decir, un pecho que de la piedra ha heredado la obstinación, el rostro vuelto al sol, a la caída del agua y  la lejanía de las cosas que construyen el sentido de lo inmenso (esa era la herencia de ese pecho abierto). Y aun, siendo de este modo, podemos ver abrirse lo insospechado- del orden de lo sensacional-que sostiene esta imaginación
Ahí está, en el sueño...va sobrevolando las cabezas y sucede...todo es posibilidad, incluso cuando la roca se vuelve roca de insensible inmediatez en la superficie, inpenetrable. Aun cuanto sea posible que aquello nunca haya sido, que todo relato es una existencia, y un arroyo es un charco, un manantial, un recuerdo, un libro, o se seca o ha dejado de estar, que al menos ( lastimeramente como suena al menos) podría ser que despiertes y la piedra que fue esta noche de colchón metamorfoseado sea el lago de cuales aguas conviertas su afluente en tranquila sonrisa, o si quierés en irreverente carcajada, encantada de todo, sabiendo que no, que la luna de tu cuarto es y no es la luna, que descansar al abrigo de la noche que mira desde el umbral, desde el alfeizar de tu ventana de post-guerra, creyendo que allí el tiempo y aquí el tiempo.
La práctica: acá, acá, esto...llanamente, continuar trazando el continuum entre la noche y hacia la danza, esto es, desde los ojos hacia allá, hasta alcanzar otra mirada, de la boca hacia la voz, la que dice yo al abrir la continuidad de un espacio que no es. Final