lunes, 25 de julio de 2016

el agua

En el agua, nadando sin ver, un solo ojo sumergido - agua de la confusión-.
Allí estaban aquellos otros ... yendo y viniendo cual peces escurridizos;
en el esfuerzo por trasladarme ( agua que me es ) logrando ver por debajo,
la oscuridad es el espacio sideral, una noche verdecida constelando la profundidad.

En el aula frente  a ti, los niños desatendían y se mostraban indiferentes ante mi,
me golpeaban y desmerecían, tu mirada experta observa a la distancia
como se desmorona mi integridad. Algo de lástima en impotencia
ha  desnudado algo de oscuridad.

Dejá las bermudas para los niños, las mujeres se maquillan y tu no encuentras
un lugar . ¿Dónde están? Se han ido todos, ni la música me rescata de este laberinto.
Pasillos, escaleras que se adentran en la existencia de un espacio indescifrable.
¿Serán los pensamientos? Será esta sensación de no poder describir el miedo.

Pensé que me golpearías, sentí que una violencia ancestral se desquitaba en mi,
me ofrezco para que puedas decir, dime, - he descubierto que bajo
el agua se puede encontrar resistencia,- me pesas mucho, me aplastas
pero no puedo salir de vos, o no puedo dejar de dejarte entrar.

viernes, 8 de julio de 2016

Haedo

Se para tan lejos, desafío...
La distancia (cuando no nubla la vista) muestra claramente
lo lejos que hemos de estar continuando tan cerca.
Sinceramente, considerar una evasiva la retirada es ridiculizar lo que pasa.
Siendo rechazada, las elucubraciones nos disuadieron y a parte.... que las cosas pudieran no ser como son .
Un ideal instalado en la cultura, hondamente, balbuceo, encontrarse frente a uno mismo, clausurado,
con una mordaza de placer en el abuso.
Lo que se es, no tiene explicación, se es lo que se vive.
Sin querer culturas del despojo. Sin querer culturas del instante. Sin querer evitarnos,
frustraciones del ser , lo peor de nosotros,
Como duele perder el dolor.