miércoles, 28 de noviembre de 2012

el cuidado de las cosas

Las luces tenues

hondamente, espacios armónicos
con el viento en la carita, tus dulces ojos
en la tarde se refleja, el tiempo en la ventana
por la que ingresa el mundo,
de la que se emanan universos posibles.
Sueñan las horas tener inherencia de tu risa,
y se pierden los pensamientos
...que no falten ya las ganas de pensarnos aun ausentes...
con los cielos mixturados
con o sin la lluvia
con las luces tenues..
con el verde y gris amanecido
y que siga la promesa guardada, silenciosa, la que mira dentro del cuenco de los breves descansos,
la del brillo inesperado, acariciando los lagos teñidos, color del deseo de respirar con las paredes de la casa que nos guarda de las tempestades que arremeten con la ferocidad del mundo. 
Respirar el aire de la infancia que se ausenta y llega en la noche para recordarnos del tiempo inasible, pero recordarnos al fin el olor de la tierra, húmedad
y una luz, pequeña, encendiendo todos los crepúsculos. 


lunes, 12 de noviembre de 2012

imprecisas vaguedades

Desconozco si hay una manera, la forma denudada de los cuerpos espaciales, me miran, me ven mirar.
. -quisiéramos tantas cosas, ver tantas cosas, mirar por el ojo de las mañanas (de las mejores maneras de mañanas)-
Desconozco cuál es la mejor manera, no es la posibilidad, la de tu estancia gris, la posibilidad es la estancia verdecida de menta, de irresistible menta! madurada en los rincones de una tardecita alejada, distanciada, de mediados de vientos, con la calidez de los sonidos manantiales del susurro familiar y una mirada brillante de fugaces ganas de devorar el mundo. Porque veíamos ansiadas permanencias en la existencia, aún no era la sequedad de lo exagerado del sol, para ese entonces ya debía ser río la propuesta de presentes, ahoras. Ojalá que seas presentes, ojalá que orades e inundes los surcos resecos de mis extrañezas, mis vagas formas de ser imprecisa; ojalá que reverdezcas la riqueza de tus ojos, manantiales de infancia. -Ojalá que escuche tu señal cuando quieras llegar de cerca-

jueves, 8 de noviembre de 2012

lo exagerado del sol

también sucedía que el sol se había vuelto complicado
mostraba su faz de incinerador de los cuerpos cayentes
declinantes, un elemento toma la forma de una mirada
ayer soñé con ventanas
y criaba mundos paralelos en el medio de la casa
los elementos se sumergen en las miradas
buscando espacio
espacio para ser
y olvidando que el tiempo es el recorte posible de las cosas
puesto que no hay humanidad más declinante que la que no se deja caer...
rugido en las esperanzas
quiebre de las letanías
infortunios, fracasos
vulnerada de todo el tiempo descuajando las miradas
maldecida por las noches perdidas de certeza
impedida de tus ojos por afán de sobrellevar un mundo
cuando aun sabiendo que un mundo es la existencia más propia
que todo universo es nuestro propio desmadre.
vení a quedarte en este mundo que es sin casa
quedémonos subyaciendo de tonalidades
quedémosnos mirando la tarde que pronto viene
te veo una noche
te quiero una tarde
y espero que las horas que siguen el viento se lleven de si toda nostalgia
de que las cosas podrían mirarte partir abandonada,
entristecida por el mundo desgarrado
queríendo que las plantas crezcan
crece en vos, crecé por favor...
por que me duele la existencia
y no se puede decir
chist!
no digas nada
no digas que deslizas la mirada por la puerta entrecerrada
no digas que no sabes medir el futuro
en otros valores que no sean los del presente
silencio
silencio
silenciate y poné un corte, al sentimiento inacabado.