lunes, 27 de enero de 2014

Para Laura

Una mañana de lluvia, Buenos Aires, primero fue constitución, Laura me pide que lleve la cámara de fotos, el subte C y luego la linea D, Belgrano, hablábamos con amistad y con deseo de ver el mundo en un aula, la veía a ella aprendiendo, en sus ojos, me contaba que se había acercado a la poesía, me contaba lo que estaba viviendo de la sensación de extravío de los primeros días y de lo lindo que era haber hallado en el devenir de las clases un momento simple e inesperado, que había podido captar la atención de alguno de los chicos, de los primeros días ocupando un espacio diferente en el aula.
Sentí esa mañana el tiempo, la luz del aula, las puertas del aula, siempre se ve a través de un vidrio -desde que fui a una escuela vi la lluvia caer y la luz gris de esas mañanas entrando por la madrugada de la vida-. Sentí el hechizo del trabajo compartido, hoy también es un día de esos pero es de noche y me acuerdo que quiero dar para el trabajo de Laura, una impresión de esa mañana,  y entonces dialogamos, una vez  ilustramos y escribimos un libro, un libro breve de sensaciones de la amistad y de la naturaleza, - traje a a la clase los originales en hoja canson,  mi compañera no pudo ir, pero antes habíamos revisado en una charla como fue que había sido hacer un trabajo juntas - hablamos en el aula del por que de la elección del blanco y negro, les conté que había sido un trabajo para una materia "Proyectual "de Artes Visuales del IUNA, mientras circulaban  las hojas canson de dibujos y texto, ellos me preguntaban cosas, yo me sentía en un lugar diferente, estábamos todos un poco dislocados de lo habitual, la profesora del curso también charlando. Laura  pregunta si alguno quiere leer uno de los textos, a mi me empezaba a subir un poco de vergüenza y de emoción por lo que estaba por pasar y entonces escuché algo que no había escuchado antes, y conversábamos - me sentía sorprendida por el trabajo que había realizado mi amiga , porque durante los años de cursada ya había sentido con ella eso que ahora veía en ese espacio que se había ganado, la naturalidad y el trabajo, la reflexión y la posibilidad que se había abierto allí para decir, yo lo había sentido y lo veía ahora en otros. Me preguntaron algo así como ¿ en qué pensas cuando escribís?, creo que nunca lo había hablado con nadie, nunca había tomado distancia de eso que me gustaba hacer, pero... como todos estábamos un poco dislocados pero más abiertos por la interferencia de lo nuevo, pero con la calma de una mañana de lluvia gris y en la que el color está puesto en la posibilidad de aprender,  - pienso que ilustrar con palabras un sentimiento de otro, ilustrado con linea  como si te dejaran entrar un ratito y tocar el mundo de otro, principalmente por la amistad, por la serenidad, por el paisaje y la vecindad, por las ganas de conocer otros modos de habitar la existencia, " El universo del Huésped", cómo espiar ¿ que hacen ustedes, que les gusta? alguno escribía, otro tocaba el violonchelo, hablamos de las sensaciones, de la naturaleza, del oxígeno, le conté que me habían conmovido unos cielos y una danza, como ahora estábamos compartiendo universos, también conviven en nosotros múltiples maneras de abordar el mundo y cada una es independiente, como el dibujo y el texto, pero enlazadas reunidas se tocan entre si los universos y se transforman en uno nuevo, como cuando uno se encuentra con otro, la amistad y el trabajo . ¿Porque el blanco y negro?" quizás el color lo ponen las palabras" dijo una chica, y me regaló un mundo.
Gracias Laura por dejarme participar de tu mundo, aprendí un montón con vos, la amistad, aprender en un trabajo compartido (2012, para las prácticas docentes de mi querida amiga Laura)

Ophelia doblada

Salir a escena, un escenario deshabitado de ilusiones
un miedo imposible de explicar
ella comenzaría a bailar
deshabitada de ilusiones
con su vestido de hojas de otoño.

Ella comenzaría a bailar
y su espejo mostraría algo de si que no podía resolver.
Se desdoblaba en escéna, ya no era una... eran dos de ambos sexos.
 y su masculino en ruinas
comenzaría la charla inadecuada.
Las manos en la cabeza, el cuerpo vestido cual muñeca desolada,
las manos de dedos extendidos en las orejas
¿qué no querrían escuchar?

Una imagen, la trastienda de una danza
esperabas tu turno de salir,
y era de imprevisto
y era no deseado
no eras vos, ni uno ni lo otro
era una escena vacía.

Sacate de encima los fantásmas de la miseria
retirate los cargos por culpas y heredades
se tu propio juez y confia que no puede haber
semejante destino de perdida y carencia
para un corazón como el tuyo
que lejos de ser mezquino
trata de resplver las cosas de este mundo.

Armate un destino mejor, dejá las acumulaciones viejas
acepta que hay en el mundo para vos.



4

Pura abstracción, fuiste generoso, fuiste mejor.
¡Qué decepción! 
Estaba resonando una noche.
 no me voy a enamorar de mi reflejada
 ¡Qué decepción! 

3

(la única prisa es la del corazón)
la sensación de haber transcurrido
entre demasiado y muy poco.
Miramos por la ventana
un paisaje desprendido

viernes, 10 de enero de 2014

La historia de las mil truchas que saltaron la cáscada

La historia de las mil truchas que saltaron la cascada

Cuentan que esa tarde llegó un rumor. Desde las altas cumbres...no aun más lejos, desde los lejanos y extraviado arroyos, desde debajp de las piedras, entre los interminables relámpagos.
Viajó. Ese rumor desconocido diseminó su misterio, volviendo oscura el agua transparente, ocultando el origen de los ríos.
                                                       -refulgientes truenos nacidos de la noche-
¿Cuál era ese misterio que volvía huidizas a las truchas danzarinas de agua dulce?
No podían comprender porqué en el horizonte ya no se leían claramente los secretos de las aguas de los ríos, porque las piedras no guardaban para ellas, las truchas, los secretos minerales, porque los saltos y pendientes, los colores y el verde encantador de todos los paisajes ya no se ofrecía claro.
Entonces se acabaron los murmullos emitidos a causa del rumor, una noche se extinguieron los relámpagos. Una serpiente que había extraviado el camino llevaba consigo un secreto de coral y en el conjuro de la noche invocaron " las verdades de mediados de septiembre".
El silencia se impuso  (junto con la noche) sobre las cascadas.- una mujer estaba desvelada cerca de la ventana que la observaba no dormir las noches- El tiempo se había acordado y la noche había desprendido del cielo luciernagas que habían sido soledades.
Cerca de la madrugada se oyeron unos caballos galopar con prisa muy cerca de la pendiente que caía en el río. Llevaba consigo una crecida manantial, la serpiente había desaparecido en la noche y al encuentro de los caballos acudió liviana una estela como brisa de polvo coralino. La brisa se subió a las cascadas, las cascadas se precipitaron por las piedras, las piedras refugiaron vida entre ellas. Lo primero que se supo fue que aquello que penetraba las superficie del agua eran rayos de luz como pinceladas.
Moviose amanecido el cielo. Por la mañana, mil truchas nacían! - mientras con la temrpana luz se sumergía en la frescura del arroyo quien hacía eternidades de sus miedos nocturnos-
¿Qué fue de las mil truchas que saltaron la cascada?
La mujer que era vista no dormir desde la noche por la ventana se lanzó desde una piedra y tras de si, con su nado, una a una las mil truchas se iban convirtiendo en cristales, espejos de las piedras del fondo ahora cristalino del arroyo, guardando en si las pinceladas de la luz de la mañana.
Habiendo esparcido su furia...este rumor decía:
 -que el amor era un regalo
que volaba desde la ventana hacia la noche
que recitaba su rumor un sueño
que no quería quedarse dentro-
Y mientras se escuchaba el canto tranquilo- recitado rumor- avanzaba río arriba, desde las cascadas, entre las piedras de las formas de todo lo que existe, contenida por arboledas...Nogales, Manzanos, Zarzamoras, Helechos, Cáctus y HIerba buena ...
-avanzaba junto al día, nadaba, recogía pequeñeces del arroyo, pequeñeces del color con que fueran bañadas y se arrojaban cual truchas saltarinas, reflejando el ahora claro cielo desde el fondo (¡Siendo afuera y adentro distintos y hermanados)-
Entonces sucedió...que como una espuma espesa, brillante de agua, abundante de frescura.
Sucedió que comprendió en el horizonte el origen del río, aquel punto magnífico, inicio de las vida, del color de las cascadas, de las formas del agua dibujadas en el tiempo.
Mil pequeñas truchas comenzaron a brotar de los espejos y las piedras -diminutas truchas como pequeñeces-
-Ella, se sumergió y danzó para el río. Entonces, un rugido anunció y con tranquilo nado volviose cristal de una roca, pincelada de luz, TRUCHA DANZARINA-


martes, 7 de enero de 2014

Sueños, desvelos y añoranzas

Recomienzos...todos volver a comenzar
(lo que ya está iniciado)
Por las veces que caemos en ensoñaciones disparatadas,
habitaciones de todos los tiempos
la infancia tocando el borde de la cama.
Mirabas desvelada el vacío, el silencio,
la espesa penumbra .
Tanteando con el sueño
aguardada madrugada 
que volviera visible el contorno de la ventana.

Disparamos un relato cautivo al amanecer,
encontramos todas la razones
sueños, desvelos y añoranzas
amistades que atraviesan la noche
volviendo mediodía la madrugada,
¡Qué surja el día en la ventana!
pedías a los ojos abrumados...
con el cuerpo retorcido
de ideales
con la mente clausurada
de silencio
¡Qué vuelva la sonrisa disparatada!
con las mantas enroscadas
de tanto recordarte lo que no eran soledades.

Una tarde de comienzo de algo
nos ibamos al río...
Habíamos perdido casi todo
menos el álbum inmaterial
que nos comparte
el impulso vital
de haberlo querido todo...
de seguir estando juntos.



.