jueves, 31 de octubre de 2013

Río de La Plata

Trapear las baldosas nocturnas
Un amor que llegaba a su fin, un amor de uno solo,
un beso en la noche y que bueno que estamos acá...
Te voy a extrañar, pues quise con toda la inexactitud de quien no sabe querer.
Estos días cuando atravesé el río de La Plata, lo abracé; por eso cuando te quise te abracé,
por eso cuando el viento me quiso, me abrazó.
Encendí mis miserias.
Arrojé fuera el dolor, para que el amor tuviera lugar.
Que caída de las ensoñaciones ...
y qué haría entonces con un sentimiento nuevo y clausurado?
Respirar y dejar que pase...
Me llenaste de sombra los porvenires
y casi llegando al final, sobre la hora
lo ultimo que sabremos de nosotros.
(Montevideo, Uruguay, 2013)

Naufrago

Respirá hondo, es sencillamente miedo.
El deseo relata espesura mientras la boca dice, no

Mirá de frente al mundo sin extraviarte.
Intenta lo nuevamente, intentá hacerlo bien. Con amor.

Alguna verdad debía existir en este movimiento.
Que el pecho no se te vuelva a hundir.
(Junio 2013, Bella Vista)

Asustada, recaída en afanes subjuntivos...
balbuceos de la realidad.

Postergada, decididamente.

Relatos llegados cómo náufragos
hacia las costas de un presente de post-guerra
ribera de los sueños

- que el amarillento relato disuelva los agónicos amores 
ahora que habiendo visto tu rostro salitre, surcados los pensamientos
por el amor engañoso que inventaste para sentirte una miseria-

(Collage del invierno que pasó, entre La Boca y Bella Vista, 2013)

La mañana marginal



Al bulto colorado, acurrucado cómo un temeroso animal,
cautivado por el miedo a los palos y al desdén.
Al verde pasto del potrero (aun verde)
de cinturones marginales, sobre el cual reposaba
el rojo cuerpo ovillado,
tembloroso...más rojo
- a la mirada mezquina que rechazó-

Bajo el cielo límpido de una mañana estival
algún cuerpo de rojo vestido, temblaba de miedo
 una mirada lo golpea con decidido silencio.
Un nombre nunca dicho. Un hombre mezquino.
En el bajo de flores,
florecen carmines temerosos de cautiva belleza,
de inexplorada marginalidad.
(La Boca, un sueño que recuerdo por violento y visual, 2013, el duro invierno que pasó)

lunes, 28 de octubre de 2013

Al final nunca se bien que pensar de las cosas, es la ansiedad la que domina mi voluntad. Y a veces no...a veces me ordeno y pienso con claridad, otras veces suspendo mi razón para que me saques este inmenso cansancio que siento. Pero vos no podés darme descanso, que soledad.

Una mano tranquila (boceto)

Son fuertes los tejidos de fino entramado
es de los tintes el color aquel más rojo.
Los hilos que van tejiendo los lazos
ruedan por ruecas de tranquilo andar.

Son los hilos del púrpura tinte
los que una mano tranquila me muestra.
La trama nos vincula, entonces
un hilo fuerte y delicado recorre las horas.

Además está la lluvia
y ventanas abiertas
y acacias
y una flor violeta en la puertita de entrada.

Por amor sucumbo

Todo amanecer, todo amanecer
todo color, todo color
todos carentes de voz

(Paraty, R.J. 2012)

La noche es la duda de los tiempos,
es la pregunta que surge
cuando sumergirse en ella
proclama un sueño
del cual no podemos dar crédito.
Pero si es tan difícil creer ¿ Por qué sucumbo ante una cáscada?
-por amor sucumbo-
Retirarse del pensamiento de los hombres
comenzaba a llorar de tan minúscula.
Surgiendo después de haber sido devorado por la noche
engullido por las piedras que engolan,
oculto detrás de las montañas. ¿Porqué?
No podía dejar de existir
aun podía sentir un abrazo, al menos prometí estar por surgir, quería ser un sentimiento.

Estaba sucediendo, mientras una parte tuya sólo sería paisaje con la otra observabas la manera de ellos. Es que así seríamos todos, medio paisaje, medio animales de razón, de inexplicable conciencia.
Pero la música!!!! Las manos, como brillan algunos ojos, como ríen por reír, incluso seducen, acarician la tempestad que viene subiendo desde lo hondo, aun más hondo cuanto puedo describir.
(Paraty, R.J. 2012)

sábado, 26 de octubre de 2013

Sencillamente

Otra cosa es despertar pacientemente,
despertar de todos los sueños, eso es otra cosa...
(pero siempre, todo, nunca, nada)
No te puedo decir que que si a todo, no puedo, sencillamente.
Cuando estábamos durmiendo la existencia pasaba de otro modo.
La patria de mis sueños era una sombra de esa mañana,
esa mañana en la que otra vez no pude verte dormir.
(Valizas, Uruguay, 2012)

Hoy desperté sabiendo que iba a morirte de cualquier modo o no de cualquier modo. ¿Por que mato? No le duelo a nadie y es de los ojos cansados de mirar lo que no hay. Lo que es aunque busque disfraz, el error es mi posibilidad de saber, ignoro la verdad pues veo el conflicto. Experimentamos la novedad como si no fuera posible. Veamos lo otro, el reverso...miremos del otro lado, abramos la piel.
Nos paseamos en una lluvia que  no cesa de caer, no cesa de caer, nocesa de caer...días y días de agua, de húmedad, de lo que no seca. Grises y plomizas mañanas, verdes tardes desapareciendo en el horizonte, disgregación marítima. Ambiguedad entre el cielo y el mar, las almas son como los espacios que habitan, allí veo un barquito, deshace la observación tras un velo brumoso...ahora observar es con bruma, lo real es ver difuso, una luz de niebla amanecida. (Paraty, RJ, 2012)

En sueños se reveló el sentido de una muerte habitada, había algo divino acerca de la vida y de la muerte, un traspaso de los cuerpos, receptáculos-recipientes de carne vueltos vida, desenmascarada muerte. Inestable vida. (Paraty R.J. 2012)

Interminable mudanza de las cosas.
Tu saber me convoca,
tu soledad ahonda la mía.
(paraty R.J. 2012)

Distancias espaciales,
distancias amorosas,
distancias que te nombran.
(Paraty R.J. 2012)

Violenta rompiente sobre las cabezas,
las violentas cabezas rotas por la manía de escarbar
- en la miseria esperando encontrar el error, ¡ Más Miseria!
(Trindade, R.J. 2012)

...Qué de las personas!?
...Qué búscamos!?
- y los vínculos pueden no ser nada, desaparecer-
heríme de más, herime de cariño
...Qué oidos?
...Qué bondad?
No buscaba nada sólo quería dejar de partirme la cabeza en los inaccesibles pensamientos tuyos y no quería que los pensamientos fuesen heridas en mi cerebro. Entendíamos juntos la opacidad de lo que iba subyaciendo, miserias tan propias...que daba verguenza mirarlas.
(Paraty, R.J. 2012, para JC)

El follaje de las voces como un bosque susurrando sentidos nuevos.
Me desprendo en una sensación...
Somos capaces de decir lo nuevo con viejas formas.
Oradada, oradada, erosión de las manos queriendo tocarlo todo incluso los sueños que me despiertan en las incomprensibles mañanas, incomprendida, es cuerpo es mi espacio y se multiplican las miradas.
(Paraty, R.J. 2012)

Te miro crecer como si fueras de otro, Y vira el cuerpo y las aves siguen en redondo (PAraty , R.J. 2012)

La otra vez observé, tuve la fortuna de ser con la inmensidad (En una isla a la que me lancé nadando, R.J. 2012)


jueves, 3 de octubre de 2013

Madurada tarde

Tuvo porosidad el presente.
Lineas que se cruzaban,
hilos como tormentas.
Presente devenido inevitable
trazando la madura tarde,
casi noche plomiza,
casi violácea sudestada,
casi hilvanado retazo
-de la noche a la mañana-