jueves, 31 de octubre de 2013

Río de La Plata

Trapear las baldosas nocturnas
Un amor que llegaba a su fin, un amor de uno solo,
un beso en la noche y que bueno que estamos acá...
Te voy a extrañar, pues quise con toda la inexactitud de quien no sabe querer.
Estos días cuando atravesé el río de La Plata, lo abracé; por eso cuando te quise te abracé,
por eso cuando el viento me quiso, me abrazó.
Encendí mis miserias.
Arrojé fuera el dolor, para que el amor tuviera lugar.
Que caída de las ensoñaciones ...
y qué haría entonces con un sentimiento nuevo y clausurado?
Respirar y dejar que pase...
Me llenaste de sombra los porvenires
y casi llegando al final, sobre la hora
lo ultimo que sabremos de nosotros.
(Montevideo, Uruguay, 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario