sábado, 26 de octubre de 2013

Hoy desperté sabiendo que iba a morirte de cualquier modo o no de cualquier modo. ¿Por que mato? No le duelo a nadie y es de los ojos cansados de mirar lo que no hay. Lo que es aunque busque disfraz, el error es mi posibilidad de saber, ignoro la verdad pues veo el conflicto. Experimentamos la novedad como si no fuera posible. Veamos lo otro, el reverso...miremos del otro lado, abramos la piel.
Nos paseamos en una lluvia que  no cesa de caer, no cesa de caer, nocesa de caer...días y días de agua, de húmedad, de lo que no seca. Grises y plomizas mañanas, verdes tardes desapareciendo en el horizonte, disgregación marítima. Ambiguedad entre el cielo y el mar, las almas son como los espacios que habitan, allí veo un barquito, deshace la observación tras un velo brumoso...ahora observar es con bruma, lo real es ver difuso, una luz de niebla amanecida. (Paraty, RJ, 2012)

En sueños se reveló el sentido de una muerte habitada, había algo divino acerca de la vida y de la muerte, un traspaso de los cuerpos, receptáculos-recipientes de carne vueltos vida, desenmascarada muerte. Inestable vida. (Paraty R.J. 2012)

Interminable mudanza de las cosas.
Tu saber me convoca,
tu soledad ahonda la mía.
(paraty R.J. 2012)

Distancias espaciales,
distancias amorosas,
distancias que te nombran.
(Paraty R.J. 2012)

Violenta rompiente sobre las cabezas,
las violentas cabezas rotas por la manía de escarbar
- en la miseria esperando encontrar el error, ¡ Más Miseria!
(Trindade, R.J. 2012)

...Qué de las personas!?
...Qué búscamos!?
- y los vínculos pueden no ser nada, desaparecer-
heríme de más, herime de cariño
...Qué oidos?
...Qué bondad?
No buscaba nada sólo quería dejar de partirme la cabeza en los inaccesibles pensamientos tuyos y no quería que los pensamientos fuesen heridas en mi cerebro. Entendíamos juntos la opacidad de lo que iba subyaciendo, miserias tan propias...que daba verguenza mirarlas.
(Paraty, R.J. 2012, para JC)

El follaje de las voces como un bosque susurrando sentidos nuevos.
Me desprendo en una sensación...
Somos capaces de decir lo nuevo con viejas formas.
Oradada, oradada, erosión de las manos queriendo tocarlo todo incluso los sueños que me despiertan en las incomprensibles mañanas, incomprendida, es cuerpo es mi espacio y se multiplican las miradas.
(Paraty, R.J. 2012)

Te miro crecer como si fueras de otro, Y vira el cuerpo y las aves siguen en redondo (PAraty , R.J. 2012)

La otra vez observé, tuve la fortuna de ser con la inmensidad (En una isla a la que me lancé nadando, R.J. 2012)


No hay comentarios:

Publicar un comentario