viernes, 15 de febrero de 2013

El Delta

El silencio decide ausentar-se de cualquier definición de mundo.
¿Y si cualquier experiencia ausente (para vivenciarse a sí misma) pudiese estar existiendo/habitada de otras dimensiones?
Entonces la vacuidad ha sido instalada...
Es preciso tener la experiencia del mundo para susurrar/entrever respirar hasta caer colmado de él.
Experimentar, al menos, la desesperada idea de no estar y decir  (desde un suelo arcilloso):
-tengo una  impresión, EXISTO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario