miércoles, 28 de noviembre de 2012

Las luces tenues

hondamente, espacios armónicos
con el viento en la carita, tus dulces ojos
en la tarde se refleja, el tiempo en la ventana
por la que ingresa el mundo,
de la que se emanan universos posibles.
Sueñan las horas tener inherencia de tu risa,
y se pierden los pensamientos
...que no falten ya las ganas de pensarnos aun ausentes...
con los cielos mixturados
con o sin la lluvia
con las luces tenues..
con el verde y gris amanecido
y que siga la promesa guardada, silenciosa, la que mira dentro del cuenco de los breves descansos,
la del brillo inesperado, acariciando los lagos teñidos, color del deseo de respirar con las paredes de la casa que nos guarda de las tempestades que arremeten con la ferocidad del mundo. 
Respirar el aire de la infancia que se ausenta y llega en la noche para recordarnos del tiempo inasible, pero recordarnos al fin el olor de la tierra, húmedad
y una luz, pequeña, encendiendo todos los crepúsculos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario