jueves, 10 de abril de 2014

suciedad

Caribdis y Escila.
Estrecho del mar
 -me escondes criaturas horrorosas-
cantos de sirena llegaron desde las costas uruguayas...
recordaría el dolor
y la marea subiendo hasta la mitad de la cara
o era ese baño del que presentías los insectos ahogados
por el agua estancada de aceites
-cantos de sirena-
rumores de la muerte decidida,
mirándote a los ojos llegaba la burla;
la inocencia sostenida
con la mitad de la cara tapada por el agua gris y espesa
los deshechos arrojados a la rejilla.
-miseria de familia numerosa-
La inocencia se tiró desde el balcón
mirándote a los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario