miércoles, 26 de julio de 2017

Valentías

Nunca ha sido fácil, tampoco tengo garantías de que estas decisiones sean las indicadas,
simplemente no he podido desligarme de mis determinaciones. Y las fui aceptando poco a poco,
aunque me fueran doliendo o satisfaciendo. Fui siendo, voy siendo, más o menos aceptable. más menos que más aceptable y solitaria pero en paz. Con el cuerpo archi dolorido, a punto de ser partido al medio para dar vida, y solitaria pero tranquila, aunque no tan sola, solamente sola para compartir esta cotidianeidad de estar siendo partida para dar paso a lo nuevo que se desprende de mi vida, y destroza lo viejo y genera lo nuevo. Y falta tan poco para que sea tan nuevo y tengo nostalgia de lo viejo pero necesidad de lo nuevo. No estaba pensando en ser tan valiente, y tengo tanto miedo. No estaba pensando en ser dos, a penas podía ser uno, individuo, pero el deseo conforma realidades. ¿Cuál era el deseo?
Abrirse, abrirme, lloro de tristeza y de esperanza


No hay comentarios:

Publicar un comentario