miércoles, 24 de abril de 2013

tornarse anaranjados los cobrizos días
escasos de hogar
todas estas, las infinitas noches
dedicadas a la fragilidad del amor
la luz perpendicular de este otoño
ya no señala hacia dentro
ahora sucede que en las maduradas tardes
esperas la dulce tranquilidad de un abrazo


No hay comentarios:

Publicar un comentario